Cine en Casa

El Sonido del Fotograma

Togas y Cine

Paisajes de Cine

Código de Vestuario

Reseñas de actualidad

El equipo del blog hemos decidido crear una nueva sección que bajo la rubrica Reseñas de actualidad  y de forma mensual va a analizar de forma breve los estrenos de cartelera con la finalidad de ayudaros a la hora de decidir si ver o no una peli.

Baby Driver por @amestev 



Baby Driver es la nueva película del inclasificable director Edgar Wright, que como en todas sus películas ha dejado su peculiar sello visual en la misma. La cinta ha sido vendida como una película de acción y coches más al estilo de la famosa saga Fast & Furious, una campaña de promoción bastante errónea en mi opinión dado que la película poco se parece a lo que venden los trailers. El resultado final es un película que combina acción y humor a partes iguales y donde la banda sonora es el alma de la película. Los cascos del protagonista, interpretado por un magnético Ansel Elgort en un registro el que derrocha carisma y en el que muestra que puede ser toda una estrella, son un elemento más de la trama y la elección de canciones encaja a la perfección con lo que se ve en pantalla. Una de las sorpresas del verano.

Verano 1993 por @Amestev




La realizadora Carla Simón debuta en el mundo del largometraje con esta película que tiene un marcado componente autobiográfico. Verano 1993  nos cuenta la historia  una niña de seis años que tras la muerte de su madre debe irse a vivir con su nueva familia adoptiva. La película tiene una peculiar apuesta narrativa, con un enfoque muy natural pareciendo en ocasiones que la cámara simplemente se encuentra ahí y narrado a través del prisma de la joven Frida. El papel recae en una  magnética Laia Artigas que consigue transmitirlo todo con su mirada y sus gestos, una interpretación llena de naturalidad y espontaneidad que es el verdadero motor de la película. La cinta tiene un aspecto técnico muy cuidad y con pequeños detalles de producción y decorado consigue que te sumerjas en el verano del año 1993. Va a ser sin duda una de las grandes protagonistas de los premios españoles en los próximos meses. 


Dunquerke  por @elenafunes_ 



Una joya del cine bélico donde las haya. El diálogo es el justo y el necesario, porque el festín musical y visual es apabullante. El film no da un minuto de respiro, no tanto por que haya explosiones por todas partes, sino porque el espectador, siente la agonía y la necesidad de supervivencia como lo sienten sus protagonistas. Por cada paso que se avanza, se retroceden cuatro. La película transmite emociones a raudales sólo por el propio dinamismo de las secuencias y el deseo de vivir de los soldados. El protagonista, el soldado Tommy (Fionn Whitehead) realiza un papel brillante al que acompañamos casi constantemente, y un siempre impecable Tom Hardy como el heroico piloto Harrier que, como un cazador, no cesa hasta conseguir su objetivo. La música incidental, a cargo de Hans Zimmer, es simplemente magistral acompañando el ritmo de la trama en todo momento. El papel de Cillian Murphy, como un piloto conmocionado después de ser abatido, retrata perfectamente en su expresión desgarradora, los estragos y las consecuencias emocionales de la guerra.Imprescindible ver en cine. Recomendadísima.

Tanna por @Amestev



Tanna es un film que nos sumerge en las tribus indigenas que a día de hoy aún subsisten en la república de Vanuatu, en la Polinesia. La historia, inspirada en hechos reales, nos cuenta el amor prohibido entre dos jóvenes de la misma tribu. Con una mirada que roza el documental, Tanna nos lleva al corazón de la selva y nos muestra el día a día de las tribus y sus problemas diarios y, lo que es más llamativo, su relación con el mundo occidental. Su fotografía y sus escenarios convierten a la película en toda una experiencia que llena la pantalla con una imágenes con una fuerza visual que pocas veces se ve en la pantalla de cine. Una película que te permite viajar desde tu butaca a uno de los rincones más remotos del Planeta.


Spiderman: Homecoming  por @elenafunes_



Sin duda, una película entretenida y que, para mi sorpresa, deja en buen lugar al maltrecho héroe de entregas anteriores. Empieza a dibujarse una nueva saga con una forma y un camino claros, que añade un nuevo héroe a las filas de la fase 3 del Universo Marvel, aunque por ahora, como “amigo y vecino”. El actor principal, Tom Holland, prácticamente desconocido para la mayoría, defiende el personaje con soltura y el tándem que forma con Ned (Jacob Batalon, también conocido como “el tío de la silla”) es fresco y desenfadado. El papel de Jon Favreau como Happy, aunque no sea el más destacado, es uno de los más divertidos y entrañables, como impuesto “babysitter” del joven e inexperto Peter Parker. Stark, tan irreverente como siempre, de pronto nos muestra una faceta paternal inédita hasta ahora que nos hace intuir su posible retirada del reparto.En suma, recomendada. Una buena opción para pasar una tarde divertida.


Leave a Reply