Cine en Casa

El Sonido del Fotograma

Togas y Cine

Paisajes de Cine

Código de Vestuario

Cartelera febrero 2019

Cartelera febrero 2019

Mi querida cofradía, la procesión de Gloria Muñoz por Ronda

Marta Díaz de Lope Díaz ha tenido su debut cinematográfico con una película inspirada en la Semana Santa andaluza. Mi querida Cofradía(2018) es una compleja comedia que crítica el machismo impuesto por una sociedad hiper-religiosa a la vez que enseña al espectador una vida costumbrista en la Andalucía profunda y el folclore por la Semana Santa malagueña.



La cinta se centra en tres escenarios muy sencillos, que a su vez plasman las intenciones de la directora en su opera prima.

En primer lugar tenemos la casa de Carmen, interpretada por una estupenda Gloria Muñoz. Carmen es una mujer tradicional que tiene muy en cuenta las apariencias y el qué dirán, y en consecuencia de este cateto pensamiento maneja su casa: pone flores frescas a diario, siempre está ordenada y la cocina se ambienta con recetas caseras que revivirían a un muerto. La casa de Carmen es un espejo para ella, o como dice el refrán "sufrir cochura por hermosura".

En segundo lugar se nos muestra la procesión de Carmen yendo desde su casa hasta la cofradía y viceversa. Carmen va impoluta por la ciudad, caminando despacio y haciendo las paradas necesarias para ayudar a sus vecinos. La protagonista es como Santa Cecilia, una mujer virtuosa a la que muestran devoción los vecinos, siempre pidiéndole ayuda o agradeciendo el favor que les ha hecho. Además de mostrar la ejemplaridad de Carmen, la marcha procesional de Carmen es una excusa de la directora para mostrar las partes más bonitas de Ronda. El tajo de la ciudad, el casco histórico, el parque de la Alameda, la Iglesia, la Plaza de Toros... Una arquitectura en piedra que predomina la ciudad y se estructura entorno a la columna vertebral que es el Puente Nuevo.

Panorámica de la ciudad de Ronda.
Finalmente, en tercer lugar está la sede de la cofradía en la Iglesia de Santa Cecilia. Un lugar oscuro y forrado de madera que se ilumina con cirios blancos de luz tenue. Curiosamente, en este "tradicional" lugar es donde se concentran los varones de la película, que son reacios al cambio y a que la mujer conquiste esferas nunca vistas. Parece que la devoción por el busto de madera de Santa Cecilia no les deja sitio para respetar a las mujeres que tiene al lado que, en su opinión, están más "bonitas" de mantilla, como séquito de Santa Cecilia. 

En conclusión, es una historia que refleja el machismo y la religiosidad que todavía se vive en España muy bien construida y con unos personajes cómicos que coquetean con el humor negro a la vez que comen torrijas.


Leave a Reply