Cine en Casa

El Sonido del Fotograma

Togas y Cine

Paisajes de Cine

Código de Vestuario

Top películas premios Goya 2017


El pasado fin de semana se celebró una nueva edición de los premios Goya, ya llevan 31, y para conmemorar la gran cosecha de cine español publicamos este top 10 de películas nominadas a los Goya en esta edición.

10.- Que dios nos perdone


Nuestro ranking comienza con este thriller ambientado en Madrid durante el verano de 2011 con el telón de fondo de las JMJ. En este sofocante ambiente dos policías tienen que hacer frente a un asesino en serie, un thriller de manual no excesivamente original o sorprendente (de hecho en ciertos momentos recuerda a Seven), pero que consigue destacar gracias a la dirección y sus protagonistas. Rodrigo Sorogoyen filma con un gran ritmo y consigue transmitir una gran intensidad en los planos de la película. Y en el plano interpretativo destacar la interpretación de Roberto Álamo que le ha valido el cabezón como Mejor Actor.

9.- Julieta

Tras el fiasco que supuso Los amantes pasajeros, Julieta es el esperado regreso de Almódovar con un proyecto muy personal. Julieta es un drama intimista protagonizada por la propia Julieta a la que vemos por diferentes etapas de su vida y que tiene la particularidad de ser un papel interpretado por dos actrices: Emma Suárez y Adriana Ugarte. El desarrollo de la cinta es bastante irregular y tiene un ritmo que no termina de arrancar, esto lastra mucho el desarrollo del film pese al esfuerzo de sus protagonistas. Sin ser una mala película, da la impresión de que había muchas posibilidades detrás y la cinta se ha quedado en una obra más de un director ya conocido, donde sus películas siempre tienen su marca personal.

8.- No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas



No culpes al Karma de lo que te pasa por gilipollas en principio parece la típica comedia romántica que cumple con la cuota anual de este tipo de producciones,pero esconde alguna que otra sorpresa. Pese a tener un guión típico y bastante previsible, la cinta nos regala unos cuantos gags muy acertados y un vestuario original y llamativo que le ha valido una nominación al Goya, pero si por algo destaca es por sus interpretes. Verónica Echegui aprovecha al máximo su Sara, un personaje derrotado una y otra vez por la vida y a la que nada le sale bien, para realizar una gran interpretación llena de fuerza y vitalidad que va más allá de la típica interpretación de comedia romántica. Junto a ella encontramos a un solvente David Verdaguer en un divertido papel de reparto. 

Tal vez se trate de una cinta sin grandes pretensiones, pero cumple su objetivo de entretener y hacer pasar un buen rato.

7.- La puesta abierta

La puerta abierta es una rara avis, vendida como comedia(de hecho participó en esta categoría en los Feroz),pero es en realidad un melodrama sobre el mundo de la prostitución. La cinta se centra en la vida diaria en el bloque donde luchan por sobrevivir las protagonistas y cómo su vida da un giro cuando deben ocuparse de un huérfano. El alma de la película es su protagonista Carmen Machi que consigue destacar con un gran papel protagonista secundada por el entrañable papel de Terele Pávez y el transexual al que da vida Asier Etxeandia. Una película que ha pasado desapercibida para el gran público que merece la pena recuperar.

6.- Cien años de perdón

Bajo la máscara de ser una película más de asalto a un banco que se acaba complicando Cien años de perdón es una cinta que esconde mucho más en su desarrollo. Sin abandonar nunca el thriller de su género, nos encontramos ante una crítica a la España actual, la de las preferentes,la de "Luis se fuerte", la de los EREs y la de tantos ejemplos conocidos y todo esto sin nombrar a un partido, visualizando la globalidad del problema. Es sin duda una cinta muy valiente, que se atreve a meterse en terrenos hasta hace poco vedados para el cine en nuestro país, especialmente para el cine comercial, esperemos que sea la primera de muchas.

5.- María (y los demás)


María (y los demás) supone el debut tras las cámaras de Nely Reguera y lo hace contándonos la vida de María una persona en plena crisis de los treinta. La película básicamente es María, es decir, Bárbara Lennie, sobre sus hombros recae toda la cinta y consigue construir un personaje con tal naturalidad que no se sabe en que momento acaba el personaje y empieza la actriz. La labor de Lennie es colosal y consigue mutar en la María de la pantalla haciéndote creer que no interpreta a ningún personaje sino que estás viendo la vida de una persona real. Una interpretación de las que vemos pocas cada año y sin duda marcan una carrera.

4.- Tarde para la ira

El actor Raúl Arévalo da el salto al otro lado de la pantalla y debuta tras las cámaras con Tarde para la ira, una película que le ha costado muchos años de esfuerzo que vea la luz. Nos encontramos ante una historia cruda de venganza que huye de cualquier tipo de artificio y no da concesiones al espectador. El manejo de la cámara y de los tiempos de Arévalo es excelente y cuesta creer que se trate de su primera incursión como director. Y a todo esto le acompaña un reparto de excepción liderado por Antonio De la Torre y Luis Callejo y, con Manolo Solo en un rol secundario muy logrado especialmente por su voz. La cinta ha sido la gran triunfadora de los Goya con los premios de Mejor Película, Dirección Novel, Actor de Reparto para Solo y Guión Original.

3.- Kiki, el amor se hace


Tras su díptico sobre Carmina que le sirvió como carta de presentación,Paco León continua en la comedia y presenta Kiki, el amor se hace. Nos encontramos con una película divida en diferentes historias, independientes entre si, y que tienen como punto de encuentro las distintas parafilias sexuales. Con un estilo que recuerda a la mítica cinta de Woody Allen Todo lo que quiso saber sobre sexo y nunca se atrevió a preguntar, la película tiene un guión muy elaborado recreando situaciones realmente hilarantes y haciendo que la cinta sea muy divertida consiguiendo además, un reconocido equilibrio entre todas las historias. Todo esto con un gran reparto lleno de nombres de actores notorios que compaginan muy bien sus actuaciones, tanto por separado como en su conjunto.

2.- El hombre de las mil caras

La corrupción es uno de los mayores problemas de España y, por desgracia no es algo nuevo, en El hombre de las mil caras Alberto Rodriguez se atreve a llevar al cine el caso Roldán. Con esta película se busca dar luz al enigmático caso y lo hace con la fórmula de película de espías clásica llena de despachos y de un humo que casi traspasa la pantalla y se puede tocar. Y como rey de la función el hombre de las mil caras, el esquivo espía Paesa, al que da vida un enorme Eduard Fernández que se mimetiza con este personaje tan conocido en España en los 90s. Rodríguez sale vivo de un reto que parecía imposible y nos deja un gran trhiller.

1.- Un monstruo viene a verme


Nuestro número uno no podría ser para otra película, la última de Bayona, Un monstruo viene a verme. Esta obra sirve de cierre para la trilogía del director sobre las relaciones materno-filiales poniendo esta vez el foco en la figura del hijo. La película juega a mezclar elementos reales y fantásticos logrando una historia con un halo de fábula que busca conectar con los sentimientos de los espectadores y lo consigue. Sin buscar la lágrima fácil, Bayona consigue que poco a poco te involucres con la historia y, antes de que te des cuenta, estas dentro de la espiral emocional que el film. Una tarea muy complicada que podía haber explotado por muchos lados, pero que al estar tan cuidada al detalle resulta una gran película que te dejará sin palabras. Al final no puedo hacerse con el Goya a mejor película un monstruo viene a verme, pero sumó 9 Goyas entre ellos Mejor dirección.

Leave a Reply