Cine en Casa

El Sonido del Fotograma

Togas y Cine

Paisajes de Cine

Código de Vestuario

Cartelera diciembre 2018

Cartelera diciembre 2018

Contratiempo: Los verdaderos lugares de rodaje

En la película española Contratiempo (2016) el empresario Adrian Doria es acusado del asesinato de su amante Laura Vidal, interpretada por Bárbara Lennie a la que ya vimos recoger su premio Goya a Mejor Actriz Protagonista por la película Magical girl (2014). El personaje de Virginia Goodman (Ana Wagener), para demostrar la inocencia de su cliente le hará rememorar todos los días de su pasado con pelos y señales, para finalmente, montar un puzzle de intrigas y mentiras que hagan escapar de la cárcel a nuestro protagonista representado por Mario Casas. Sin duda, Ana Wagener es un modelo a seguir a la hora de interpretar a una abogada fría y calculadora a la que sólo le importa ganar el caso.


Película Contratiempo 2016

Durante la película se puede observar paisajes y lugares muy diversos de Cataluña, desde la ciudad de Barcelona hasta valle pirineico del Vall de Nuria. Nos acercaremos a los lugares de rodaje para saber un poco más de ellos:

Comenzando por la capital catalana, durante la película se muestran varias panorámicas de Barcelona con importantes hitos arquitectónicos como la Torre Agbar, ubicada en el cruce de la famosa avenida Diagonal con la calle Badajoz. Sin embargo, el gran momento de tensión entre Tomás Garrido (José Coronado) y Adrian Doria se vive en el Pabellón alemán diseñado por el arquitecto Mies van der Rohe para la Expo de 1929 que se celebró en Montjuïc.

El Pabellón de Barcelona de Mies es una obra del Movimiento Moderno que ha sido estudiada e imitada en infinitas ocasiones. Utilizando sólo materiales como el vidrio, el acero y el mármol, el arquitecto creó un espacio diáfano donde la estructura se limitaba a 8 pilares en formas de cruz que sustentaban una cubierta plana, la cual salía en voladizo hacia el exterior para crear toda una sucesión de espacios intermedios entre el interior y el exterior que diluían las fronteras físicas de las habitaciones, es decir, que el espacio cerrado no era reconocible a simple vista. La sensación de ingravidez se refuerza con el reflejo de las paredes y el techo en los estanques de agua y en los propios cerramientos acristalados, pues en todo momento la simetría está presente en el edificio, incluso en las grandes piezas de mármol que revisten la tabiquería opaca, tal y como se muestra en las escenas de Tomas Garrido.
Rodaje de la película Contratiempo en el Pabellón de Barcelona de Mies van der Rohe.

Tras la clausura de la Exposición Internacional de 1929, el pabellón alemán se desmontó en 1930, pero se convirtió en un referente tan famoso del siglo XX que se volvió a montar en 1983 en el emplazamiento original, con Oriol Bohigas como impulsor de la iniciativa. El momento más reconocible del pabellón en el film Contratiempo es cuando aparece la escultura de bronce de Georg Kolbe, artista contemporáneo de Mies. La estatua Amanecer se sitúa en un extremo del estanque interior, en un punto estratégico para que su reflejo sea triple, la figura no solo se plasma en el agua, también en los cristales y en el mármol pulido de las paredes, dando la sensación de que el espacio se amplía y se multiplica. No se trata de la escultura original sino de una reproducción.
Escena de la película Contratiempo en el Pabellón alemán de la Expo de 1929 diseñado por Mies van der Rohe.

Otra de las escenas fotográficas más cruciales del largometraje son las realizadas en el Vall de Nuria, una estación de esquí que destaca por su belleza y atractivo. La estación está situada a 2000 metros de altura del Pirineo de Girona, en el municipio de Queralbs y es famosa porque su único acceso se realiza a través de un funicular-cremallera que se puede coger en el pueblo desde 1931 y que realiza un recorrido de 12,5Km y solventa un desnivel de 1000 metros, el escenario perfecto para desarrollar un thriller como Contratiempo.
Fotografía aérea de Vall de Nuria en la película Contratiempo.

El valle de Nuria cuenta también con leyendas e historias mitológicas entre la que destaca el Hallazgo de la Virgen, leyenda que cuenta que San Gil (Obispo de Nimes) esculpió la imagen de una Virgen con una olla y una campana,  las cuales representaban las obras de caridad que realizaba el propio San Gil, que llamaba a los pastores con la campana, los evangelizaba ante la cruz y luego les ofrecía sus víveres, cocinados en dicha olla. Sobre el año 700 d.C. la predicación religiosa cristiana a menudo se vinculaba con una posterior persecución y el Obispo de Nimes no fue menos, viéndose obligado a ocultar la talla de la virgen en una cueva, la cual permaneció oculta hasta el año 1072 cuando fue descubierta por Amadeu, un buscador de reliquias que llegó desde Dalmacia.

Por último, el Hotel Vall de Nuria es el edificio hotelero más representativo de la estación de esquí y donde se desarrolla el escenario del crimen por el que está procesado el protagonista. Es un edificio rodeado de naturaleza, de montañas y con un entorno totalmente verde que ha sido restaurado recientemente con criterios de máxima eficiencia energética (ganó el premio GreenBuilding de la UE) y que a su vez, ha sabido conservar la arquitectura tradicional del lugar y la fachada original del edificio.
Comparación el Hotel Vall de Nuria en la película Contratiempo y en la vida real.



Leave a Reply