Cine en Casa

El Sonido del Fotograma

Togas y Cine

Paisajes de Cine

Código de Vestuario

Cartelera abril 2019

Cartelera abril 2019

El Chile de Pinochet en La Francesita

La Francesita es una película chilena que narra la vida de los habitantes de una zona deprimida (y un misionero) durante los últimos coletazos de la dictadura de Pinochet.




Un hombre se encuentra con una joven y le comenta que se parece a su madre. Flashback. Chile, años ochenta. Un misionero americano llamado Samuel llega a la casa de Gladys para vivir con ella y evangelizar el barrio. Gladys (apodada la Francesita) vive con su abuela Gladys, su hija Gladys, Vladi (el hijo adoptado de un amigo) y otros personajillos.

Samuel intenta evangelizar sin mucho éxito la zona, en la que se está gestando una revolución. Por su parte, el ejército se dedica a cazar comunistas. Poco vemos de eso, pues la historia se centra en las vidas cotidianas de los habitantes de la casa de Gladys. Samuel y Gladys acaban teniendo una relación romántica. Samuel se vuelve a abrir a los placeres de la vida, pero todo se interrumpe cuando el ejército ejecuta a un amigo de Gladys y encarcela a todos los hombres de la casa (Samuel incluido), iniciándose así la protesta nacional por la democracia (1984). Vladi muere durante las protestas.

Samuel es interrogado por el ejército pero finalmente liberado por el consulado americano. Varios años después, Gladys es capturada y muere en prisión, después de dar a luz a la hija de Samuel. Fin.

La película no funciona ni como drama costumbrista (los personajes son planos y aburridos hasta decir basta) ni como drama política (salvo un par de escenas relacionadas tangencialmente), el resto es sobre la casa. La fotografía, del montón, solo memorable por algunas imágenes de archivo. En cuanto a la actuación, solo es rescatable Gladys (aunque no sabes bien cuándo está borracha y cuándo no) y Vladi que le da algo de peso al papel de niño insoportable (y pelirrojo) que siempre hay en todas estas historias. El resto, pasable. Para más inri, el hombre del principio es el misionero pero con un maquillaje de envejecimiento bastante cutre y la joven, Gladys con peluca larga.

Podrían haber sacado un proyecto mucho más rentable de esta producción, es una lástima que se haya quedado en agua de borrajas.

Leave a Reply