Cine en Casa

El Sonido del Fotograma

Togas y Cine

Paisajes de Cine

Código de Vestuario

Cartelera abril 2019

Cartelera abril 2019

Green Book y las leyes de segregación

Green Book es la reciente ganadora del Oscar a la Mejor Película, premio al que hay que sumar su victoria en los Globos de Oro y en el DGA (Gremio de Productores), convirtiéndose sin duda en la gran triunfadora de la temporada de premios.




La cinta nos cuenta la historia real del viaje que emprendieron un pianista de color llamado Don Shirley, interpretado por un magistral Mahershala Ali que ha logrado por este papel su segundo Oscar, y su chófer Tony Lip, al que da vida Viggo Mortensen, a lo largo de EEUU durante el año 1962, incluyendo los estados sureños. El guión lo firma Nick Vallelonga, hijo de Tony Lip, que ha decidido llevar a la gran pantalla las vivencias que durante tantos años le contó su padre y tras la cámara se encuentra Peter Farrelly, huyendo de su cine habitual de comedia más ligera y disparatada.

El título del film procede de una guía de viaje real titulada El libro verde del conductor negro, en este libro se recogían todos los lugares dónde las personas de color iban a ser atendidas sin ningún problema y podían encontrarse seguros en su interior. La guía comenzó a publicarse en el año 1936 por un cartero afroamericano de Nueva York llamado Victor Hugo Green y se publicó de forma ininterrumpida hasta 1967. Al principio era una guía bastante modesta, pero año tras año fue ampliándose su ámbito de ampliación, incluyendo lugares de toda Norteamérica y de incluso algún país isleño de alrededores. Este libro se convirtió en toda una especie de Biblia para gran parte de la población para poder viajar a ciertos lugares sin tener miedo por su integridad física.

Hay que recordar que durante buena parte del Siglo XX, incluyendo el año 1962 en el que transcurre la acción de la película, se encontraban en vigor las denominadas leyes Jim Crown, especialmente en los Estados del Sur de EEUU las cuales fueron aprobadas en el Siglo XIX. Las leyes no eran iguales en todos los Estados pero había algunas que prohibían el matrimonio entre personas de distinta raza (como se muestra en el film Loving) o la famosa discriminación en los autobuses con zonas separadas o  en los baños o leyes como la del Estado de  Alabama que señalaba que no se podía obligar a una enfermera a cuidar un paciente afroamericano.

El famoso coche de Green Book
Estas leyes fueron sorprendentemente ratificadas en 1896 por la Corte Suprema de los Estados Unidos (el Supremo de EEUU tiene la capacidad de legislar de forma negativa, es decir, ratificar o derogar leyes, al estilo de la labor que realiza nuestro Tribunal Constitucional), en el caso Plessy v Ferguson. El caso nace porque Plessy compró un billete de primera clase en Nueva Orleans pero al ser un vagón sólo para gente blanca se le negó el acceso. La corte ratificó la doctrina segregacionista de separados pero iguales, amparando por lo tanto la discriminación racial en EEUU durante muchos años.

Esto provocó que la discriminación siguiera creciendo, creándose una especie de dos EEUU según el trato a las personas afroamericanas. Tras la II Guerra Mundial se intensificó la lucha para la abolición de estas leyes y la Administración Kennedy cogió el testigo para su abolición. Curiosamente, durante la película se ve una llamada de los protagonistas a los Kennedy por un problema en los Estados sureños. Finalmente, en 1964, Lindon B. Johnson, sucesor de JFK tras su magnicidio, aprobó la Ley de Derechos Civiles que prohibió la discriminación racial logrando invalidar en la práctica las leyes Jim Crow.

Esta supresión en la práctica no fue del todo pacífica, de hecho, como muestra curiosa, en las elecciones presidenciales de 1968, el candidato independiente George Wallece logró ser el más votado en 5 Estados del Sur de EEUU con un discurso claramente segregacionista. Se trata de la última ocasión que un candidato que no pertenece a uno de los dos grandes partidos (Demócratas o Republicanos) logra ser el más votado en un Estado y por lo tanto votos electorales.

Con un tono ligero y de feel good movie Green Book nos hace un relato de la discriminación racial existente en EEUU y todos los dificultades que tenían los afroamericanos en los Estados sureños. Tal vez le falte la profundidad o ambición de otras películas similares recientes como Criadas y Señoras o Figuras Ocultas, pero esa ligereza ha logrado conectar tanto con el público como con la Industria. Green Book nos propone un viaje a un sur de EEUU que estaba apunto de eclosionar y salir de esa larga era de discriminación.
















Leave a Reply