Cine en Casa

El Sonido del Fotograma

Togas y Cine

Paisajes de Cine

Código de Vestuario

Cartelera agosto 2019

Cartelera agosto 2019

Anatomia de La Novia de Paula Ortiz

Primera escena. Inma Cuesta, la novia, tumbada como un ángel puro que ha caído, llena de fango y sangre. No se le ve el rostro, se ahoga en su propio sufrimiento. Ha perdido a sus dos amores.
Imagen de Antonio Postigo. Bodas de sangre.
Con esta primera imagen Paula Ortiz anuncia la tragedia, el género de la cinta y de la obra en la que está inspirada: Bodas de sangre. Como ya hizo Lorca con el título de su obra, está avisando al espectador de que todo acabará mal, de que habrá una boda y de que correrá la sangre.

Como no podría ser de otra manera, trabajar con la obra del dramaturgo Federico García Lorca es trabajar con la simbología, y qué mejor que el cine para plasmar el imaginario del escritor. Paula Ortiz trata de traducir la simbología de la obra en imagen real de manera directa, con una fotografía visceral y física. 

La corporeidad de los símbolos, además de con los objetos, se crea con los personajes y los maravillosos actores que lo interpretan. La profundidad de los ojos de Inma Cuesta, el enamoramiento inocente de Asier Etxeandia y la pasión desenfrenada de Alex García.

Los personajes, salvo Leonardo, no tienen nombre. El padre es todos los padres del mundo, la madre representa a todas las madres, y la novia... la novia es todas las novias a la vez, deseosas y temerosas del paso gigantesco que van a dar su vidas. Estamos en la España del sur en los años 30, la mujer debe obedecer, callar y traer hijos al mundo. Como dice la madre del novio -Tu vida serán tu marido y tus hijos, todo lo demás con un muro de una vara de ancho-

Andando por el desierto hay una anciana, sin ningún obstáculo a su paso. Es el futuro que se dirige hacia la novia para advertirle de lo que va a pasar, regalándole dos puñales de cristal que darán muerte a sus dos hombres. Es el fundamento de una tragedia clásica, la protagonista no puede escapar de su destino.

La incertidumbre de la novia sobre su futuro con el novio se comienza a reflejar en la escena de la bañera. Inma Cuesta llena de sensualidad, misterio se lava el cuerpo mientras canta "el de la mula torda", tiene alma lorquiana: es raiz de deseo, muerte y amor. 

Los vectores de fuerza masculina entran en escena. El Novio desea a su prometida -...un poquito de agua del que yo esperaba hijos, tierra y salud...- Leonardo montado en un caballo negro que se puede ver en el fondo de muchas escenas, siempre presente pero nunca protagonista. Es la sombra del pasado de la novia -... un río oscuro lleno de ramas, que acercaba a mí el rumor de sus juncos y su cantar entre dientes...-

La Novia debate consigo misma hasta el último minuto. Conoce lo que le pasó a su madre -...Ella era un sitio donde había muchos árboles de tierra rica... pero se consumió aquí-

Tras la boda, vuelve la anciana a entrar en escena. Esta vez representa la muerte, con el reflejo de la luna en un pozo lleno de agua. El diálogo entre muerte y luna ahora es un monólogo de Maria Alfonsa Rossa, que hace estremecer a la novia y le anuncia que ellos han muerto. Era muy difícil llevar el tercer acto de la obra de Lorca a escena, pero se ha conseguido con espectaculares resultados. 
Primera escena de La Novia, Inma Cuesta tendida en el suelo.
Último acto, la novia vuelve con el caballo negro y dos cuerpos inertes en los lomos. Vuelve para dar explicaciones, para ser juzgada y para morir. Sólo puede llorar a sus muertos así que le pide a su suegra que la mate. La madre, atormentada desde hace mucho tiempo por la muerte sólo puede decir, entre sollozos, -soy tan pobre que no tengo un hijo que llevarme a los labios-

Si queréis disfrutadla os dejamos el enlace de RTVE de la película.






Leave a Reply