Cine en Casa

El Sonido del Fotograma

Togas y Cine

Paisajes de Cine

Código de Vestuario

Cartelera agosto 2021

Cartelera agosto 2021

Fast & Furious. La saga que supo resurgir de sus cenizas para seguir A todo gas.

En el verano de 2006 se estrenaba Tokyo Race, la tercera entrega de la saga A todo gas que no contaba ya con ninguno de los protagonistas de la original. Es decir se habían apeado del proyecto tanto Vin Diesel como Michelle Rodriguez como Paul Walker. Los dos primeros abandonaron la franquicia tras su primera entrega y el segundo quedó como principal estrella de la secuela. Cómo todos sabemos cuando una saga pierde sus principales estrellas va camino a la irrelevancia.


Todo había empezado cinco años antes con el estreno en el verano de 2001 de A todo gas. La película fue una de las sorpresas del verano recaudando 144 millones de $ en el mercado norteamericano siendo la decimosegunda película más taquillera del año. Hay que recordar que en 2001 se estrenaron las primeras entregas de Harry Potter y El señor de los anillos, Shrek, American Pie 2 o El retorno de la momia; un resultado más que notable. La cinta supuso el salto al estrellato de Diesel que abandonaría la saga y también para 
Rodríguez, el verano siguiente los veríamos en XXX y Resident Evil respectivamente.

A los dos años, en el verano de 2003, llegó 2 Fast 2 Furious, que en España fue traducida como A todo gas 2. Paul Walker se quedaba liderando la franquicia secundado por Eva Mendes. En EEUU la cinta funcionó bastante bien, recaudando 127 millones de $, algo menos que su predecesora pero un resultado más que digno. Gracias a su buen funcionamiento a nivel global, su taquilla mundial alcanzó los 236 millones de $, superando los 207 de la primera entrega.

Para la tercera entrega la saga abandonaba EEUU para irse hasta Japón y con un reparto en el que no aparecían los carismáticos protagonistas de la primera entrega. La película fue un desastre en el mercado doméstico desplomándose la recaudación hasta los 62 millones de $. La saga estaba condenada a morir o a vagar por una serie de secuelas pocos interesantes directas a mercado doméstico como otros films coetáneos, véanse los ejemplos de El efecto Mariposa, Juegos Salvajes o El rey escorpión.



Eso sí, Tokyo Race escondía una sorpresa en su escena final, un cameo del mismismo Vin Diesel. Curiosamente, esta cameo no tenía nada que ver con su intención de continuar en la saga sino para que Universal le cediera parte de los derechos del personaje de Riddick para poder producir una tercera entrega de esa saga. Diesel protagonizó en el año 2000 Pitch Black una cinta de acción espacial con un presupuesto modesto con grandes toques de terror que fue una de las sorpresas del año. En 2004 se estrenó su secuela, Las crónicas de Riddick, una space opera que quintuplicó el presupuesto de la original pero fue un fracaso en taquilla. En 2006, Diesel quería recuperar el control de esta saga de cara a una tercera parte. Esta tercera entrega se tituló Riddick y se estrenó en 2013 con un resultado bastante modesto.

Pese al desastre de Tokyo Race en 2007 se anunció una cuarta parte de la saga y al poco tiempo se confirmó el regreso del reparto de la original: volvían Diesel, Walker y Rodriguez, la saga tenía una bola extra cuando nadie la esperaba.

Y a partir de este momento la saga se apuntó al más es más. La cuarta entrega titulada Fast & Furious: Aún más rápido fue estrenada en 2009 y recaudó 155 millones de $ en EEUU y a nivel mundial la cifra ascendió a los 360 millones de $, la entrega más exitosa de la saga hasta el momento. En 2011, para la quinta entrega, se unen a la familia Dwayne Johnson, más conocido como The Rock, y nuestra Elsa Pataki. ¿El resultado? Prácticamente se duplica el resultado en taquilla. En EEUU supera por primera vez la frontera de los 200 millones de $ con 209 y a nivel mundial llega a los 626. Fast Five fue la sexta película más taquillera de 2011 en EEUU y la séptima a nivel mundial. El fenómeno era imparable.


Escena de Fast 6 en Tenerife

En 2013 llega la sexta entrega, la cual fue rodada parcialmente en Canaria, sumando a Luke Evans al casting. La cinta siguió la senda ascendente de las anteriores, recaudando 238 millones en el mercado doméstico y 788 a nivel mundial. En el mimo verano de 2013 se anuncia que en julio de 2014 se va a estrenar la séptima entrega de la saga rompiendo la tradicional cadencia de dos años entre sus películas, pero llegó la tragedia.

El 30 de noviembre de 2013 el coprotagonista de la saga, Paul Walker, fallecía en un trágico accidente de tráfico. Este hecho fue un duro golpe para todo el reparto de la saga y supuso la la lógica paralización de la producción de la séptima entrega. La película se estrenó finalmente en la primavera de 2015, siguiendo la tradición inaugurada con la cuarta entrega de estrenar en primavera, convirtiéndose en un homenaje a la figura de Walker. Para este séptimo capítulo se sumo al reparto el conocido actor de acción Jason Statham además de Kurt Rusell, la familia no paraba de crecer.

Furious 7 arrasó las taquillas de todo el mundo, recaudando 353 millones de $ en EEUU y a nivel mundial alcanzó la friolera de 1.515 millones de $. En el momento de su estreno la película fue la cuarta más taquillera de la historia sólo superada por Avatar, Titanic y Los vengadores. Finalmente fue la tercera más taquillera del año a nivel mundial, 2015 fue un año excelente para las superproducciones, superada por Star Wars: El despertar de la fuerza y Jurassic World. Actualmente, es la novena película más taquillera de la historia a nivel mundial. Además de unirse al club de las películas que superan la mítica barrera de los 1.000 millones de $ a nivel global, Furious 7 nos dejó este temazo de Wiz Khalifa titulado See you again que pasó automáticamente a formar parte de la cultura pop, aunque fue ignorado por los Oscars.



Tras la trágica marcha de Walker, la saga continuó en la primavera de 2017 con The fate of the furious, titulado en España Fast & Furious 8, con la llegada a la franquicia de dos ganadoras del Oscar como son Helen Mirren y Charlize Theron. Pese a no llegar a las cifras de su predecesora, el octavo capítulo recaudó 226  millones $ en EEUU y 1.236 a nivel global, superando por segunda entrega consecutiva la marca de los 1.000$.

En todo este tiempo a la saga le ha dado tiempo hasta para estrenar en el verano de 2019  un spin off titulado Hobbs & Shaw centrado en los personajes interpretados por Statham y Johnson que abandonaban la saga principal. La novena entrega estaba prevista para el verano de 2020, pero bueno, ocurrió algo con un virus y todo el mundo se puso patas arriba y ha llegado esta verano de 2021 para que la gente vaya en masa a las salas.

Fast & Furious es un raro ejemplo de una saga que estaba literalmente muerta y enterrada, con una tercera entrega que había fracasado y en la que todas sus estrellas habían abandonado el barco que, ha sabido resurgir de sus cenizas y convertirse en una de las franquicias más rentables de la historia. Un relato propio de una película que se ha cumplido en la vida real.

Ya está anunciada la décima entrega de esta saga, habrá que estar atentos a que nuevas estrellas se incorporan a la familia.




Leave a Reply