Cine en Casa

El Sonido del Fotograma

Togas y Cine

Paisajes de Cine

Código de Vestuario

Cartelera agosto 2021

Cartelera agosto 2021

Fear Street la sorpresa del verano

Fear Street, traducida en castellano como La Calle del terror, es una trilogía de películas basadas en obras del escritor RL Stine, conocido principalmente por la saga literaria Pesadillas que tuvo una recordada adaptación televisiva en los 90s, que van a llegar los tres primeros viernes de julio a la plataforma Netflix.

Las tres cintas están dirigidas por la realizadora Leigh Janiak y funcionan como una especie de antología del cine de terror. Una miniserie de tres historias que tienen lugar en la localidad de Shadyside sobre la que pesa la maldición de una bruja. Cada una de las partes se encuentra ambientada en un año diferente: 1994,1978 y 1666.

La primera parte de esta trilogía fue estrenada el 2 de julio y se ambienta en el año 1994. La principal referencia que tiene este slasher es más que evidente: Scream, de hecho Janiak dirigió dos capítulos de la serie basada en la franquicia y que estreno MTVs a mediados de la pasada década. La película dirigida por Wes Craven y estrenada en 1996 revolucionó el género de terror y Fear Street 1994 sirve como una reinterpretación de la misma. De hecho la primera escena de la película es todo un homenaje al inicio de la mítica cinta con Maya Thurman Hawke​ haciendo las veces de Drew Barrymore.

La aparición de Maya Thurman Hawke, hija de realeza de Hollywood.

Las similitudes estéticas y de tono entre ambos proyectos son más que evidentes, eso sí, protagonizada por gente de la siguiente generación y con sus códigos. Fear Street juega la carta de meter a la Generación Z en los años de la Generación Millenial y el cruce funciona muy bien. Lo que vemos, más allá del apartado estético, no es la realidad de 1994, un divertimento anacrónico que más allá de sacar al espectador, lo atrapa. La pareja formada por Kiana Madeira y Olivia Welch no sería nunca la protagonista en una película de los 90s y no serían tan aceptadas por la sociedad. Y damos por descontado que el personaje interpretado por Benjamin Flores Jr. sería de los primeros en caer.


Madeira y Welch en Fear Street 1994

Eso sí, Fear Street no tiene esa autoconsciencia casi paródica que tiene Scream y que la hace tan especial, en vez de eso tenemos una historia de brujería que va a ser el leitmotiv de las tres entregas.

Y tras un viaje a los 90s, el 9 de julio se estrena la segunda entrega que nos propone un viaje a 1978 con el campamento Nightwing. Si, Nightwing es una suerte de Crystal Lake campamento en el que Jason y su madre desataron el terror en la saga Viernes 13

Las primeras entregas de la saga Viernes 13 son la principal inspiración de esta segunda entrega que aprovecha la estética de esta saga para ambientar la historia. Al igual que su predecesora, es otro slasher pero aprovechando los códigos de los 70, en vez de buscar la muerte más escabrosa y original (véase el momento supermercado) en esta ocasión opta por ocultar la cámara y las muertes son menos intrincadas. Hay que señalar que, algunas de las victimas de esta segunda entrega son poco menos que críos y hay ciertos límites en pantalla.

Y si en 1994, nos encontramos con una conexión amorosa entre las protagonistas en 1978 recurre al vinculo entre hermana mayor y hermana menor con las actrices Emily Rudd y Sadie Sink. Al igual que en la primera entrega, juega con los códigos del género y los adapta a los tiempos actuales. Se cumple la primera regla clásica del cine de terror de los 70s en la que si te acuestas con alguien la vas a palmar, pero también nos encontramos al personaje de Ziggy Berman, al que interpreta Sink, que tiene un enorme peso y da la réplica a los personajes masculinos, no siendo una chica tonta sin más, un empoderamiento que difícilmente podíamos ver en una peli de los 70s. 

La escena inicial de Sink en Fear Street 1978
Precisamente, Ziggy Berman, es la conexión entre las dos primeras cintas, lo que en 1994 era solo una vez, toma forma de la mano de la ya nombrada Sadie Sink y Gillian Jacobs en su versión adulta. Al igual que en Kill Bill dónde Bill pasa de ser una voz a tener cuerpo en la segunda parte, Fear Street 1974 nos desvela la historia y la forma de Berman.

Y llegados a este punto nos queda un viaje a 1666, con las brujas de Salem como telón de fondo y la llegada de los colonos al nuevo mundo como telón de fondo. Son de esperar inspiraciones en films como La bruja o El nuevo mundo de Terrence Malick para este proyecto, que tiene pinta de huir del slasher de las dos anteriores entregas e irse por el terror fantástico y de brujeria.

El próximo viernes 16 de julio se estrenará esta última entrega de un proyecto muy interesante que ha sido una de las sorpresas de este verano.



Leave a Reply