Cine en Casa

El Sonido del Fotograma

Togas y Cine

Paisajes de Cine

Código de Vestuario

Cartelera agosto 2021

Cartelera agosto 2021

15 años no es nada: Infiltrados

En el otoño del año 2006 el director Martin Scorsese estrenaba Infiltrados,  su tercera película en el nuevo siglo. El proyecto era una cinta ambientada en el departamento de policía de Boston en el que para combatir a la mafia deciden infiltrar a un policía novato. Nos encontramos con una película de corte policiaco y con la mafia de fondo, un estilo en el que se desenvuelve muy bien el director, lo relevante en que en esta ocasión, es que le valdría su ansiado Oscar.


Desde el inicio del Siglo XXI había una tendencia dentro de la Academia para premiar por fin al conocido director. Antes de la llegada del nuevo Siglo, 
Scorsese había sido nominado en cuatro ocasiones como director por Toro Salvaje, La ultima tentación de Cristo, La edad de la inocencia y Uno de los nuestros, siendo nominado  además, por esta última en la categoría de Mejor Guion Adaptado. Al reconocido director se le habían escapado todos.

En el año 2002 se estrena Gangs of New York, su primera película en el nuevo Siglo que estaba protagonizada por Daniel Day-Lewis, Cameron Diaz y Leonardo DiCaprio (que se convertiría a partir de este momento en su actor fetiche). Scorsese logró el Globo de Oro como Mejor Director cediendo el DGA contra Rob Marshall por Chicago, la gran favorita para ganar en los Oscars. Así, la noche del 23 de marzo de 2003 se citaban en la categoría de Mejor Dirección los dos mencionados junto a nuestro Pedro Almodóvar por Hablé con ella, Stephen Daldry por Las Horas y Roman Polanski por El pianista. Finalmente, Chicago lograba el esperado premio a Mejor Película y Polanski se alzaba con un sorprendente premio de Mejor Director que, debido a sus problemas legales, no pudo acudir a recogerlo. Se le escapaba su primera oportunidad a Scorsese en este Siglo.

No habría que esperar mucho para que tuviera otra oportunidad de llevarse la estatuilla dorada, solo dos temporadas de premios: la de 2005. En esta ocasión competía con su película El aviador sobre la vida del empresario Howard Hughes y protagonizada por Leonardo DiCaprio y Cate Blanchett. La película llegó a la gala de los Oscars con su victoria en los Globos de Oro y el PGA como reclamo, en cambio, Scorsese había perdido  tanto el Globo de Oro en mejor dirección y como el DGA contra Clint Eastwood. Nos encontrábamos ante una posible situación dividida, la película de Scorsese ganando pero sin que el realizador se llevase el galardón. Al final, Million Dollar Baby de Clint Eastwood hizo doblete llevándose las estatuillas de Mejor Película y Dirección, a las que habría que sumar los Oscars interpretativos de Hilary Swank y Morgan Freeman, logrando la cinta 4 Oscars. Para Scorsese El Aviador supuso otra derrota y veía como se le escapaba de nuevo de las manos el Oscar, reconocimiento que si lograría Blanchett en la categoría de actriz secundaria.

Llegamos así a Infiltrados, que fue el siguiente proyecto del realizador neoyorquino. En esta ocasión optó por realizar un remake de una cinta relativamente reciente en aquel momento, la película hongkonesa Infernal Affairs que había sido producida en 2002 y tuvo un paso por festivales internacionales en 2004 como puede ser Stiges. Se trataba del segundo remake en la carrera del director tras el realizado de la obra El cabo del miedo justo 15 años antes en 1991.

Leonardo DiCaprio vuelve a repetir como protagonista en esta ocasión, sería la tercera colaboración consecutiva de ambos, dando vida al novato policía Billy que se infiltra en la mafia. Secundándolo el gran Jack Nicholson como jefe mafioso en uno de sus últimos grandes papeles antes de retirarse del mundo del cine, curiosamente es la primera vez que ambos trabajan juntos. Completaban el reparto Matt Damon, interpretando a un policía que escala rápidamente en el cuerpo y Mark Wahlberg como otro miembro del cuerpo de policía.

Nos encontramos con un thriller policiaco muy bien elaborado y que juega contantemente al gato y al ratón con el espectador, un juego de espejos en el que no tienes claro que va a ocurrir. Al igual que el personaje de Costigan, interpretado por DiCaprio está infiltrado en la mafia por parte de la policía, Costello, interpretado por Nicholson, ha infiltrado a uno de los suyos (luego descubriremos que a varios) dentro de la policía, del personaje de Sullivan (Matt Damon). Este clásico juego de dobles identidades y traiciones funciona como un reloj y finaliza en una muy recordada parte final con la impactante escena del ascensor y su epilogo.  

La película fue estrenada la primera semana de octubre de 2006 y arrancó de una forma inmejorable en taquilla logrando ser la líder de taquilla en su semana de estreno. Infiltrados se convirtió en un pequeño fenómeno, logró recaudar en Estados Unidos 120 millones de $, siendo la decimoquinta película más taquillera del año en el país. A nivel global su recaudación ascendió a 291 millones de $, siendo la decimocuarta más taquillera de 2006 y la cinta más exitosa en taquilla de la carrera de Scorsese. Se da la circunstancia que sus dos películas anteriores, Gangs of New York y El aviador, se convirtieron también en su momento en la película más taquillera del realizador. Se había reconciliado el director con el gran público.



La carrera hacía el Oscars de Scorsese fue bastante incierta, en los Globos de Oro sólo logró el premio de Mejor Dirección, mientras que Mejor Película Dramática fue para Babel. Scorsese logró también el DGA mientras que Little Miss Sunshine se alzaba con los premios de Mejor Reparto del SAG y el PGA. Nos encontrábamos con una carrera dividida. Además, DiCaprio había conseguido estar nominado como actor protagonista pero por Diamante de sangre y no por Infiltrados. Infiltrados llegó a la noche de los Oscars con 5 nominaciones, con Scorsese como teórico favorito en dirección pero con el miedo de que sucediera algo fuera de control. Esta vez si, a la tercera fue la vencida y Francis Ford Coppola, George Lucas y Steven Spilberg presentaron el Oscar a Mejor Dirección y se lo entregaron a Martin. Unos de los grandes momentos de la historia de los Oscars. Momentos después, el propio Jack Nicholson junto con Diane Keaton anunciaba que mejor película también iba para Infiltrados. Una noche redonda.

Infiltrados finalmente logró 4 de los 5 Oscars a los que aspiraba (Mejor Película, Director, Guión y Montaje) quedándose sólo sin la estatuilla Mark Wahlberg. Scorsese lograba ganar a lo grande, haciendo un doblete con Mejor Película. Infiltrados se quedaba con una de las películas más recordadas de su extensa filmografía.

15 años después Infiltrados es la tercera película más taquillera del director, sólo superadas por El lobo de Wall Street (2013) y Shutter Island (2010), ambas también protagonizadas por DiCaprio. El actor está presente en los cinco films más taquilleros de Scorsese. 

En los años posteriores Scorsese ha acumulado 6 nominaciones más a los Oscars gracias a 3 dobletes en Mejor Película (por su nueva labor de productor) y Dirección de La invención de Hugo, El lobo de Wall Street y El irlandés. En 2022 se espera el estreno de Killers of the Flower Moon que supondrá la sexta colaboración entre DiCaprio y Martin Scorsese. Por otro lado, el actor ha sido nominado al Oscar en 2 de sus colaboraciones con Scorsese (El aviador y El lobo de Wall Street), aunque finalmente se alzaría con el Oscar por su papel en El renacido, dirigida por Alejandro González Iñarritú, que se encontraba detrás de las cámaras en Babel, la rival de Infiltrados en esta carrera.




Leave a Reply